Compartir un barco

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener un barco? ¿Te imaginas disfrutar de la brisa marina en unas pequeñas vacaciones? Si estás pensando en comprar un barco, pero te parece demasiado caro, la solución para tener a tu disposición este tipo de momentos sin tener que invertir prácticamente tiempo ni dinero es compartir un barco. Hay muchas personas que ofrecen su propia embarcación en forma de alquiler o incluso permitiendo hacer una excursión con el capitán del barco a cambio de una cantidad monetaria. En tiempos de crisis, la mejor forma de no dejar de disfrutar del ocio es compartirla con otras personas.

2

  • Webs colaborativas. En los últimos años hemos visto que han salido en Internet diferentes empresas que apuestan por la colaboración entre usuarios. Páginas para compartir coche, webs en las que se ofrece una habitación para dormir… Y desde hace tiempo también un portal donde compartir un barco. Muchas personas sueñan con disponer de su propia embarcación pero los altos costes de adquisición y mantenimiento que conlleva hace que no todos puedan permitírselo. En este tipo de webs se puede ofrecer compartir un barco propio o anunciar que se tiene interés en compartir una embarcación y ver con quién puede llevarse a cabo dicha colaboración. Es como una gran red social donde disponer de un perfil propio donde las valoraciones de otros usuarios son esenciales para la toma de decisiones. 

  • Anuncios. Mediante anuncios también es posible compartir un barco; muchos capitanes quieren ahorrar los gastos de su embarcación disfrutando de ésta junto con otro patrón. Otra opción que ofrecen es realizar salidas y que los interesados paguen por pequeñas escapadas a alta mar como si de una excursión se tratara. Otra forma de poder disponer de la calma y tranquilidad del mar sin apenas gastos. Lo más habitual es encontrarlos en páginas webs donde se pueden poner anuncios de forma gratuita. 
  • Viajes compartidos. No hay mejor manera de disfrutar de unas vacaciones al mejor precio que compartiendo gastos con otra familia o pareja. Por ello, cada vez es más habitual que se hagan viajes compartidos en barco; es decir, que un propietario de una embarcación permita que otras personas vayan a bordo de ella pagando una cantidad. Es perfecto para aquellos enamorados del mar pero que no puedan permitirse adquirir un barco, no habiten en una localidad costera o simplemente quiera hacer una ruta marítima de vez en cuando.

1

Algunas de las páginas para encontrar amantes del mar y donde poder poner tu publicación explicando tu deseo de compartir un barco son: genteparanavegar.com o barcoamigo.com. Si quieres convertir el sueño de navegar en una realidad, empieza hoy mismo a compartir una embarcación con otros capitanes como enamorados de la navegación como tú.

Algunos usuarios también leyeron estos post:

Compartir un barco


0 Voto/s, Promedio 0.00 de 0

¿Te ha gustado el post? Déjanos tu valoración:

Un pensamiento en “Compartir un barco

  1. Pingback: Comprar un barco de segunda mano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>