Hábitos al volante para ahorrar en el taller

Tanto si eres de los que están todo el día en la carretera como si sólo utilizas el coche para ocasiones contadas seguro que no te hace ninguna gracia cuando tienes que llevar tu vehículo al taller… El coste de piezas, la mano de obra; todos sabemos que cualquier avería que tenga que ser reparada en un coche o furgoneta va a suponer un gasto elevado. ¿Pero es posible evitar pasar por él? Aunque más tarde o más temprano siempre surge algún problema en nuestros vehículo, con algunos buenos hábitos al volante podemos ahorrar en el taller.

1

Son pequeños gestos que a veces comenten algunos conductores y que con el paso del tiempo y si nos acostumbramos a hacerlos pueden derivar en una avería. A continuación te mostramos qué puedes hacer para ahorrar dinero y tiempo en el taller.

  • Pie en el embrague. Los conductores de los vehículos manuales generalmente suelen apoyar el pie en la parte izquierda del embrague mientras no tienen que utilizar este pedal, sobre todo cuando se trata de trayectos largos y por carretera. Sin embargo, hay muchas personas que mientras están en el volante tienen la costumbre de dejar el pie izquierdo ligeramente sobre este pedal, sin llegar a apretarlo puesto que en ese momento de la marcha no es necesario. Esa pequeña presión a la larga hace que haya un desgaste que nos acabe derivando a un taller con una reparación bien costosa. 
  • Marcha metida en los semáforos. En relación a lo anterior, el mismo gesto cometen algunos conductores que durante los semáforos en vez de dejar el cambio de marchas en punto muerto, están directamente con la primera metida. Al tener que estar con el embrague apretado durante varios segundos le estamos generando un desgaste que si lo convertimos en hábito se nos estropeará con mayor facilidad. 

2

  • Niveles de las ruedas. Aunque muchas personas no lo suele tener en cuenta, el nivel de las ruedas puede influir tanto en el gasto de combustible como a evitar que éstas se desgasten con mayor facilidad. Si las llevas bien hinchadas podrás hacer más kilómetros y te durarán un poquito más. Eso sí, ten siempre en cuenta el peso que va a llevar tu vehículo porque los niveles de los neumáticos variarán principalmente de esto. 
  • Luces antes de arrancar. ¿Eres de los que pone las luces nada más montarse al coche? ¿Incluso antes de encender el motor? Si es así, debes ir cambiando tus hábitos ya que estarás ‘jugando’ con la vida de la batería de tu vehículo. Como en el caso de apoyar el pie en el embrague, por hacerlo una, dos o hasta 10 veces no pasa nada; el problema está cuando lo realizamos como una costumbre al volante. Del mismo modo, tampoco es conveniente que las apagues después de haber apagado el motor una vez hayas estacionado. 
  • Luna trasera. Si eres de los que les gusta alguna pegatina o vinilo en el coche, ¡ojo dónde la quieres colocar! Si optas por la luna trasera y ésta cuenta con luneta térmica, no pongas nada sobre las rayitas que cubren el cristal. Una vez que quitemos esa pegatina el pegamento se llevará parte de la zona que calienta y nos derivará en que toda la luneta dejará de funcionar. 

3

También te recomendamos saber cuáles son las averías más frecuentes y cómo evitarlas, de esta forma también podrás conocer por qué motivos tu vehículo puede fallar y de este modo anticiparte a los posibles problemas que surjan en el futuro.

 

 

Algunos usuarios también leyeron estos post:

Hábitos al volante para ahorrar en el taller


0 Voto/s, Promedio 0.00 de 0

¿Te ha gustado el post? Déjanos tu valoración:

Un pensamiento en “Hábitos al volante para ahorrar en el taller

  1. Pingback: Cómo evitar accidentes de tráfico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>